Tag Archives: Viajes

Torres del Río

  La niebla envolvía el pueblo y el termómetro no subía de 7º C. Los forasteros descendieron de un coche azul que habían aparcado a la entrada del pueblo.

Torres del Rio. Navarra

  La misa había terminado y un grupo de tres mujeres dejó la iglesia con prisa y bajaron desde la iglesia envueltas en sus ropas de abrigo.

  Miraron con curiosidad a los forasteros, un hombre y una mujer que caminaban por la calle de la Carrera hacia el centro del pueblo.

  – Buenos días -, saludaron los forasteros

  – Buenos días -, respondieron. Unos pasos más y una comenta  – ¡Buenos días! … No tiene frío el forastero – y siguieron su caminar apresurado para llegar a sus casas.

 

  Los forasteros encontraron aquello por lo que habían parado en el pueblo. La Iglesia del Santo Sepulcro.

 

Iglesia del Santo Sepulcro     Iglesia del Santo Sepulcro

 

  Dicen los rumores que la construcción esta considerada una joya del románico navarro. Es de pequeñas dimensiones, con planta octogonal, construida entre 1160 y 1170, y con influencias mudéjares destacando su cúpula de estilo califal. Y no le falta cierto aire de misterio cuando se pregunta: ¿quien la construyo y porque? Algunos responden: “… fue construida al amparo de la orden del Santo Sepulcro como hospital de peregrinos …”, pero lo cierto, es que no es la única respuesta.

  La iglesia esta cerrada y los forasteros no pueden contemplar su interior, así que siguen subiendo por la calle Mayor.

 

  Otro grupo de mujeres, elegantemente vestidas de domingo, vuelven de la misa y se tropiezan con los forasteros. No pueden ocultar su curiosidad y las tres miran a la pareja de forasteros, por lo que ellos, por cortesía las saludan.

  – Buenos días

  – Buenos días – y siguen su camino bajando la calle Mayor.

  Los forasteros aprecian las mansiones adornadas con escudos heráldicos que recuerdan días del pasado que albergaron personajes con títulos nobiliarios.

Torres del Rio. Calle Mayor

 

  El párroco ha cerrado la iglesia, y antes de abandonar el pueblo conversa con alguno de sus vecinos, una pareja de mediana edad, que curiosos observan a los forasteros que llegan hasta la Iglesia de San Andrés, después de terminar los oficios religiosos. Los forasteros y ellos entrecruzan un saludo cortes inclinando la cabeza. Entran en el recinto eclesial los forasteros y no pueden menos que admirar tanto la belleza del entorno, medio adivinándola entre la niebla, como el si hermoso jardín de plantas que acompaña el amplio pórtico.

 

Iglesia de San Andrés     Iglesia de San Andrés     Iglesia de San Andrés

 

  Bajando por la calle de la iglesia, los forasteros, que no peregrinos, observan casas, algunas abandonadas hace muchos años, como informan sus antiguos ventanales ya abiertos permanentemente y esos techos que poco a poco ceden al cansancio de soportar tejados. Otras sin embargo hablan de renacer y renovarse, reflejo de una vida que late dentro de sus muros.

 

Torres del Rio. Calle de la Iglesia

 

Ayuntamiento de Torres del Río

Torres del Río en Google Maps

Category: Viajes | Tags: ,

La Roque-Gageac

  Penúltimo día de nuestra escapada, después de Sarlat, Domme y Rocamadour, cogeremos el coche y nos vamos siguiendo el curso del río Dordoña a visitar La Roque-Gageac. Se trata de un precios pueblo que ha sabido situarse en un desfiladero del río, teniendo a su espalda un impresionante acantilado rocoso y por delante el río y la carretera.

La Roque-Gageac     La Roca-Gageac

  Es muy llamativo el castillo (Château) existente al final del pueblo, donde entre los acantilados de roca donde la montaña deja unas laderas algo mas suaves. A pesar de su impresionante belleza, no se puede visitar.

La Roque-Gageac     La Roque-Gageac

  Subir por sus escaleras y acceder a las estrechas calles paralelas al río nos depararán rincones llenos de sorpresas. Nos encontramos un jardín mantenido por una asociación de vecinos en las proximidades de la iglesia. Nos encontramos que por riesgo de desprendimiento de rocas del acantilado parte de la calle central del pueblo esta cortada en su tramo medio.

La Roque-Gageac     La Roque-Gageac      La Roque-Gageac     La Roque-Gageac     La Roque-Gageac

  Tampoco tiene desperdicio la casa cuya hiedra de tonos verdes y rojizos cubre su fachada iniciando la escalada por la roca del acantilado.

La Roque-Gageac     La Roque-Gageac   La Roque-Gageac

  En uno de sus extremos podemos encontrar la iglesia románica del pueblo, la cual tiene un mirador desde el cual se puede contemplar el paso de las gabarras que recorren varios kilómetros del río o el paso de los que disfrutan tranquilamente paleando subidos en una canoa.

La Roque-Gageac

 

Enlaces:

Wikipedia

Google Maps

Category: Viajes | Tags: , ,

Gouffree de Padirac y Rocamadour

  Después de pasar un día de mercado en Sarlat y hacer una escapada a Domme, al día siguiente nos acercamos por la mañana a las cuevas Goufre de Padirac donde pudimos entrar después de esperar una hora y media en la entrada y media hora mas en la cola del embarcadero ya dentro de la cueva. Estas cuevas se han convertido en un sitio turístico muy visitado. Se trata de una cueva cuyo corredor esta inundado por un pequeño río subterraneo que ha ido escarbando a lo largo de los años en las rocas y por el que se hace necesario transitar en barca. Al llegar al final del trayecto en barca se puede acceder, mediante escaleras a una amplia sala donde se pueden apreciar las estalagmitas y estalactitas, alguna de ellas de hasta 60 metros, formadas por las filtraciones del agua calcárea desde la superficie hacia el canal fluvial subterráneo.

Entrada Gouffree de Padirac     Entrada Gouffree de Padirac

Folleto informativo

 

  Aprovechando el día, nos acercándonos al segundo lugar turístico mas llamativo de Francia, después de la Abadía de St Michel, que es la ciudad medieval de Rocamadour. Llegando por la carretera a L’Hospitalet es impresionante cuando te asomas y aparece ante tu vista el pueblo colocado sobre el acantilado.

Rocamadoru

  Después de encontrar un hueco donde dejar el coche, empieza nuestro paseo por el pueblo que se sitúa a lo largo de una calle llena de tiendas de todo tipo orientadas a los visitantes del pueblo, y sobre ella la silueta permanente de la fortaleza en lo alto del acantilado.

Rocamadour     Rocamadour     Rocamadour     Rocamadour     Rocamaour     Rocamadour

  Una vez recorrida la calle del pueblo nos encontramos con una larga escalera, vía histórica para subir al siguiente nivel, el que ocupan los santuarios, pequeñas iglesias y capillas, dentro de las cuales se puede encontrar la virgen negra, una talla de madera objeto de culto.

Santiarios de Rocamadour     Escalera. Rocamadour     Santuarios de Rocamadour

Santuario. Rocamadour     Virgen Negra. Rocamadour

  Si seguimos la senda de los peregrinos, a través de un vía crucis seguimos subiendo hasta la cima del acantilado donde se sitúa la fortaleza, por cierto, que lo único visitable es un mirador situado en su patio, previo pago de 2 euros. Sin embargo, la vista del pueblo desde arriba, así como de los alrededores merece la pena, coincidiendo nuestra visita con el despegue de un globo desde una de las praderas al pie del pueblo.

Fortaleza. Rocamadour     Rocamadour

L'Hospitalet    L'Hospitalet

Enlaces:

Web de las Cueva de Gouffre de Padirac

Goufre de Padirac en Google Maps

Wikipedia: Gouffree de Padirac

Rocamadour en Google Maps

Wikipedia: Rocamadour

Añadidos el 20.08.2015:

101 Lugares increíbles: Colección de fotos de Rocamadour

Foto espectacular de Rocamadour como una isla en la niebla

Domme

  Aprovechando nuestra salida a Sarlat-la-Canéda, nos acercamos a Domme, un pueblo situado encima de una roca sobre el valle del Dordoña y a unos 13 Km de Sarlat.

 

Domme. Entrada a las grutas.

  Algunos dicen que lo único que vale la pena ver de este pueblo son las grutas que existen en la roca en la que se sustenta el pueblo, pero no puedo opinar sobre eso ya que no he tenido ocasión de verlas. Lo cierto es que a mi no me decepcionó, pasear por sus calles, asomarte a su mirador y contemplar el curso y las vueltas del rio Dordoña a sus pies, deslizándose hasta los acantilados a cuyos pies se sitúa el pueblo de la Roque-Gageac me parece que vale la pena. Si además puedes disfrutar de una vista otoñal del bosque con su riqueza de colores, mientras recorres los restos de la muralla medieval, la visita es atractiva.

  Mirando hacia dentro del pueblo podemos encontrar algunos rincones, calles y edificios como los siguientes.

     Domme     Domme

Domme     Domme     Domme

Domme     Domme     Domme

 

  Mirando desde el pueblo de Domme hacia sus alrededores nos encontramos con vistas como estas

     Domme

Domme     Domme

 

Recursos:

  Google Maps

  Wikipedia

  Oficina de Turismo

 

Category: Viajes | Tags: , , ,