Navidad 2011. Los Magos no llegarán a Belén

Los Magos no pueden llegar a Belén ya que se lo impide el muro.
Category: Viajes | Tags: , ,

Torres del Río

  La niebla envolvía el pueblo y el termómetro no subía de 7º C. Los forasteros descendieron de un coche azul que habían aparcado a la entrada del pueblo.

Torres del Rio. Navarra

  La misa había terminado y un grupo de tres mujeres dejó la iglesia con prisa y bajaron desde la iglesia envueltas en sus ropas de abrigo.

  Miraron con curiosidad a los forasteros, un hombre y una mujer que caminaban por la calle de la Carrera hacia el centro del pueblo.

  – Buenos días -, saludaron los forasteros

  – Buenos días -, respondieron. Unos pasos más y una comenta  – ¡Buenos días! … No tiene frío el forastero – y siguieron su caminar apresurado para llegar a sus casas.

 

  Los forasteros encontraron aquello por lo que habían parado en el pueblo. La Iglesia del Santo Sepulcro.

 

Iglesia del Santo Sepulcro     Iglesia del Santo Sepulcro

 

  Dicen los rumores que la construcción esta considerada una joya del románico navarro. Es de pequeñas dimensiones, con planta octogonal, construida entre 1160 y 1170, y con influencias mudéjares destacando su cúpula de estilo califal. Y no le falta cierto aire de misterio cuando se pregunta: ¿quien la construyo y porque? Algunos responden: “… fue construida al amparo de la orden del Santo Sepulcro como hospital de peregrinos …”, pero lo cierto, es que no es la única respuesta.

  La iglesia esta cerrada y los forasteros no pueden contemplar su interior, así que siguen subiendo por la calle Mayor.

 

  Otro grupo de mujeres, elegantemente vestidas de domingo, vuelven de la misa y se tropiezan con los forasteros. No pueden ocultar su curiosidad y las tres miran a la pareja de forasteros, por lo que ellos, por cortesía las saludan.

  – Buenos días

  – Buenos días – y siguen su camino bajando la calle Mayor.

  Los forasteros aprecian las mansiones adornadas con escudos heráldicos que recuerdan días del pasado que albergaron personajes con títulos nobiliarios.

Torres del Rio. Calle Mayor

 

  El párroco ha cerrado la iglesia, y antes de abandonar el pueblo conversa con alguno de sus vecinos, una pareja de mediana edad, que curiosos observan a los forasteros que llegan hasta la Iglesia de San Andrés, después de terminar los oficios religiosos. Los forasteros y ellos entrecruzan un saludo cortes inclinando la cabeza. Entran en el recinto eclesial los forasteros y no pueden menos que admirar tanto la belleza del entorno, medio adivinándola entre la niebla, como el si hermoso jardín de plantas que acompaña el amplio pórtico.

 

Iglesia de San Andrés     Iglesia de San Andrés     Iglesia de San Andrés

 

  Bajando por la calle de la iglesia, los forasteros, que no peregrinos, observan casas, algunas abandonadas hace muchos años, como informan sus antiguos ventanales ya abiertos permanentemente y esos techos que poco a poco ceden al cansancio de soportar tejados. Otras sin embargo hablan de renacer y renovarse, reflejo de una vida que late dentro de sus muros.

 

Torres del Rio. Calle de la Iglesia

 

Ayuntamiento de Torres del Río

Torres del Río en Google Maps

Category: Viajes | Tags: ,

Muerte de la luz

  Mi ultimo libro leído es Muerte de la luz de George R. R. Martin, autor que desde que he leído sus libros de Canción de Hielo y Fuego me ha enganchado. Estilo ameno, rico en imaginación, y de facil lectura, lleno de detalles de la cultura kavalar, tradiciones, costumbres e historia.

 

Muerte de la luz

 

  Worlorn es un planeta en órbita errante que en un tiempo albergó una gran feria de culturas. Ahora está sumergido en un estado de abandono del que nadie se preocupa pues está cerca de su inevitable muerte, alejándose cada año un poco más de la estrella que le dio vida. Un hombre llamado Dirk T’Larien acude a Worlorn para cumplir con una vieja promesa de amor a Gwen Delvano. Es aquí donde empieza todo, ya que los pocos habitantes que quedan en el planeta provienen de distintas culturas que acabarán chocando recíprocamente, entre las cuales la “Kavalar” es la predominante.

  En realidad, una segunda lectura nos indica, además, que el libro, con todos los ingredientes de una novela de ciencia ficción, también nos relata una hermosa y desesperanzada historia de amor, que bien puede ser la que Dirk T´larien protagoniza junto a Gwen Delvano, la mujer por la que regresa a Worlorn; pero también, aunque solapadamente, este amor puede ser aún más general, el que se siente ante una cultura (la kavalar) que, lentamente, se despide del universo de la mano de este planeta moribundo, postergando su ocaso en una lenta y melancólica agonía. [Wikipedia]

 

 

Y aqui va una de las partes mas interesantes:

—No sé —repuso Dirk—. Es decir, rechacé la protección de Jaan, así es que debo protegerme por mi cuenta, ¿no es verdad? ¿Quién más es responsable? Ya he hecho las elecciones, todo. El duelo está fijado y no puedo echarme atrás.
—¡Claro que puede! —dijo Ruark—. ¿Quién podría impedírselo? ¿Con qué derecho, eh? En Worlorn no hay ninguna ley. Ninguna, ¡de veras! ¿Cómo se las arreglarían para cazarnos esas bestias, si hubiera una ley? Pero no, no la hay. Y todo el mundo tiene problemas. Pero no hay obligación de batirse a duelo si uno no quiere

 

Périgueux

 

  Terminamos nuestra salida del puente en Périgueux, después de estar tres días en Sarlat y alrededores.  Périgueux es una ciudad cargada de historia, desde los celtas, con huellas claramente romanas, además de edificios medievales y renacentistas, con lo que el paseo por su ciudad también es como un paseo en la maquina del tiempo.

 

Catedral Saint-Front

  Construida sobre un plano en forma de cruz griega en el que el centro y los cuatro brazos están coronados por cúpulas, siendo restaurada por Abide en el siglo XIX siendo un claro ejemplo del arte románico-bizantino. Dicen que sirvió como modelo en la construcción del “Sagrado Corazón” del Mantmartre parisino.

  El campanario del siglo XII separa la antigua iglesia latina de la basílica de inspiración bizantina.

Périgueux. Catedral     Périgueux. Catedral

 

Catedral de Périgueux     Capital de Périgueux     Catedral de Périgueux    

Périgueux. Catedral 

 

La ciudad Medieval

  Los rincones, callejas y edificios hablan de una historia de ricos artesanos y mercaderes que hicieron ostentación de su riqueza plasmándolo en bellos edificios que aun día no dejan de llamar la atención su riqueza arquitectónica. Muchas de las viviendas eran fortificaciones en si mismas (Hotel Gilles Lagrane, siglos XV-XVII), lo que refleja también los tiempos de inestabilidad. En medio, amplias y pequeñas plazas llenas de encanto.

  Périgueux. Ciudad medieval     Périgueux. Ciudad medieval     Périgueux. Ciudad medieval

Périgueux. Ciudad medieval     Périgueux. Ciudad medieval     Périgueux. Ciudad medieval

Périgueux. Ciudad medieval     Périgueux. Ciudad medieval     Périgueux. Ciudad medieval

Périgueux. Ciudad medieval      Périgueux. Ciudad medieval

 

La Torre Mataguerre

  Es el último bastión de la muralla medieval que en su día contó con 28 torres y 12 puertas.

Périgueux. Ciudad medieval     Périgueux. Ciudad medieval     Périgueux. Ciudad medieval

 

Templo de Vesone

  Del templo edificado en el siglo II por los romanos no se conserva hoy en día más que la “cella”, recinto sagrado al que sólo podía acceder el sacerdote para dedicarse al culto de la diosa celta Tutela Vesuuna, adoptada por los romanos y relacionada con el culto a las aguas.

  Con una altura de 27 metros y un diámetro de 20 metros, la torre estaba rodeada de una columnata, que permitía el paso de los fieles y el depósito de ofrendas.

  El acceso a la torre se efectuaba a través de una escalera colosal orientada hacia el Este, donde hoy se ve una enorme brecha. Los ciudadanos la utilizaron como cantera hasta finales del siglo XIX, lo que explica su deterioro.

 

Périgueux. Vesone ciudad romana Périgueux. Vesone ciudad romana Périgueux. Vesone ciudad medieval

 

 

Castillo Barrière

  Castillo edificado en el siglo XII, fue adornado en la época renacentista con una torre-escalera, con una puerta de estilo gótico flamígero y con ventanas bellamente esculpidas. Tras el incendio de 1575, durante las Guerras de Religión, el castillo nunca fue reconstruido.

Périgueux     Castillo Barrière. Périgueux

Anfiteatro

  Los vestigios de este monumento se encuentran en un parque publico llamado Las Arenas. El edificio en forma elíptica fue construido en el siglo I con un aforo de unos 20.000 espectadores.

  En la edad media el recinto se transformó en fortaleza, en el siglo XVII fue un convento y ya en el siglo XIX pasa a ser el jardín actual.

Périgueux. Anfiteatro Périgueux. Anfiteatro

 

Iglesia de la Cité

  Fue la primera catedral de Périgueux hasta el año 1557. En las Guerras de Religión, los protestantes destruyeron dos de sus cuatro cúpulas y el campanario.

  Durante el periodo de La Fronda (periodo turbulento de la historia correspondiente a la minoría de edad del rey Luis XIV) se uso como picadero y pierde su título de catedral en beneficio de la Iglesia de Saint-Front.

  Lo curioso de esta iglesia es que una de las cúpulas es del mas puro estilo románico y la otra, restaurada en el siglo XVII, es de estilo gótico, pudiéndose comparar el la evolución en las columnas necesarias para soportar el mismo peso.

 

Périgueux     Périgueux

 Périgueux     Perígueux

 

  El viaje termina. Y nuestra impresión es que el Périgord es una tierra muy interesante de visitar en otoño, ya que su riqueza en bosques aporta una belleza de colores que nuestros ojos aprecian y agradecen.

 

Périgueux      Périgueux en otoño

 

Enlaces de interes

Périgueux en google maps

Périgueux en wikipedia

Museo Galoromano de Vesunnade Jean Nouvel

Catedral de Saint-Front

Category: Viajes | Tags: ,