Category Archives: Lectura

Comunidad y Compromiso – Juan Driver

La Iglesia no tiene otra alternativa: o se renueva o deja de ser Iglesia.

Y, sin embargo, no todo cambio que se quiere introducir en la Iglesia a título de renovación lo es efectivamente. Hay cambios que obedecen más a desequilibrios emocionales o tergiversaciones hermenéuticas que al Espíritu de Cristo.

El profesor JUAN DRIVER procura ofrecer criterios bíblicos para discernir entre lo que proviene de Dios y lo que responde a factores meramente humanos o inclusive a factores puestos al servicio de los poderes de destrucción.

Comunidad y Compromiso

Decisión y Proceso

En mi ebook lleva hace tiempo un libro que acabo de leer, “Celebremos la Recuperación” del pastor Rick Warren, mas conocido por otros libros suyos como “Una iglesia con propósito“o “Una vida con propósito” habiendo vendido de este ultimo mas de 25 millones de copias.

Mas que el libro en sí, que es interesante a nivel testimonial sobre el cambio de vida en las personas (cuestión sobre la que no puedo opinar al no conocerlas personalmente), me ha gustado la forma en la que el describe lo que es la vida cristiana:

… Confundimos la fase de tomar la decisión con la fase de la resolución de problemas. Cuando en 1963 John F. Kennedy anunció públicamente “Vamos a poner un hombre en la luna al final de la década”, aquella fue la decisión. ¿Tenía todos los problemas resueltos cuando tomó esa decisión? No. Si usted es un buen gerente sabrá que nunca debe confundir tomar decisiones con resolver problemas. Si confunde estas cosas, nunca tomará la decisión. Primero se toma la decisión y luego se resuelven los problemas…

…Esta es la cosa más importante que puedo decir. La vida cristiana es una decisión seguida de un proceso

 

Estoy de acuerdo. Tomar la decisión de ser cristiano pasa por venir ante la cruz de Jesús, reconocer el valor de su sacrificio en la cruz y poner la vida a su disposición. Luego vienen los problemas de como vivir en coherencia con ello, y eso pasa por una revisión continua de nuestra vida en las decisiones que vamos tomando comprobando que se corresponden con la decisión tomada. Ese proceso de reconversión continua es un proceso de discipulado, se aprende viviendo y experimentando cada día.

La decisión es básica e importante, pero si solo se queda en la decisión, la realidad es que no pasa de ser una expresión de buena voluntad pero no se plasmara en nada real. El proceso es el que coloca al hombre en la luna.

 

 

Category: Lectura, Opinion | Tags: ,

Muerte de la luz

  Mi ultimo libro leído es Muerte de la luz de George R. R. Martin, autor que desde que he leído sus libros de Canción de Hielo y Fuego me ha enganchado. Estilo ameno, rico en imaginación, y de facil lectura, lleno de detalles de la cultura kavalar, tradiciones, costumbres e historia.

 

Muerte de la luz

 

  Worlorn es un planeta en órbita errante que en un tiempo albergó una gran feria de culturas. Ahora está sumergido en un estado de abandono del que nadie se preocupa pues está cerca de su inevitable muerte, alejándose cada año un poco más de la estrella que le dio vida. Un hombre llamado Dirk T’Larien acude a Worlorn para cumplir con una vieja promesa de amor a Gwen Delvano. Es aquí donde empieza todo, ya que los pocos habitantes que quedan en el planeta provienen de distintas culturas que acabarán chocando recíprocamente, entre las cuales la “Kavalar” es la predominante.

  En realidad, una segunda lectura nos indica, además, que el libro, con todos los ingredientes de una novela de ciencia ficción, también nos relata una hermosa y desesperanzada historia de amor, que bien puede ser la que Dirk T´larien protagoniza junto a Gwen Delvano, la mujer por la que regresa a Worlorn; pero también, aunque solapadamente, este amor puede ser aún más general, el que se siente ante una cultura (la kavalar) que, lentamente, se despide del universo de la mano de este planeta moribundo, postergando su ocaso en una lenta y melancólica agonía. [Wikipedia]

 

 

Y aqui va una de las partes mas interesantes:

—No sé —repuso Dirk—. Es decir, rechacé la protección de Jaan, así es que debo protegerme por mi cuenta, ¿no es verdad? ¿Quién más es responsable? Ya he hecho las elecciones, todo. El duelo está fijado y no puedo echarme atrás.
—¡Claro que puede! —dijo Ruark—. ¿Quién podría impedírselo? ¿Con qué derecho, eh? En Worlorn no hay ninguna ley. Ninguna, ¡de veras! ¿Cómo se las arreglarían para cazarnos esas bestias, si hubiera una ley? Pero no, no la hay. Y todo el mundo tiene problemas. Pero no hay obligación de batirse a duelo si uno no quiere